Hipospadias

Hipospadias

El hipospadias es una malformación de la uretra masculina que consiste en un defecto de posición del meato uretral, quedando fuera de su posición anatómica. A mayor distancia entre la posición normal y la real, mayor gravedad. Además de este defecto, el pene suele presentar una incurvación conocida como “chorda” y que también debe ser corregida para garantizar la función sexual normal en la edad adulta.

La edad de intervención quirúrgica depende del tipo de defecto y del tamaño del pene, procurándose siempre su realización antes de la edad escolar.

La uretroplastia es el nombre genérico de las diversas técnicas que se realizan para la corrección de los hipospadias.

Estas intervenciones se realizan bajo anestesia general. Suelen requerir el sondaje de la uretra durante un tiempo variable según la complejidad de la técnica.

La estancia media varia entre 3 y 7 días.

Las complicaciones más frecuentes son hemorragia postquirúrgica, pérdida del colgajo uretral, fístulas uretrales, estenosis de meato, infección de la herida quirúrgica, necrosis del pene, etc.

Según la complejidad del defecto uretral puede ser necesario la realización de técnicas en varios tiempos, dejando un periodo de recuperación entre ellos.