Fimosis

Fimosis

La fimosis es un estrechamiento de la piel prepucial que impide la salida del glande a su través dificultando el aseo del mismo y a la larga la correcta realización de la función sexual del varón adulto. Su corrección quirúrgica se conoce como circuncisión, y consiste en recortar la piel prepucial sobrante. Si la fimosis es leve, es suficiente con realizar un corte longitudinal sobre el anillo de piel prepucial, sin necesidad de hacer la resección (extirpación) total del prepucio.

Como norma general se utiliza sutura reabsorbible, por lo que no es necesario retirar los puntos.

La edad de realización es variable, aunque se recomienda  por encima de los 3 años.

Este tipo de intervención se realiza bien con anestesia general, bien con anestesia local según la edad y colaboración del niño.

Las complicaciones quirúrgicas son escasas, siendo las más frecuentes el edema prepucial, hematoma, sangrado postoperatorio, lesión uretral, formación de granulomas, necrosis del glande, etc. En las primeras horas del postoperatorio, el niño puede notar dificultad para orinar, que cede con analgésicos.

El tiempo de hospitalización es de 3 días.